DMD

LA MUERTE BELLA

DMD Madrid celebra un cineforum sobre la película danesa ‘Corazón silencioso’, recientemente estrenada en España. Casi a la vez, DMD Navarra organizaba uno igual en Pamplona.

La belleza fue lo más destacado de la película danesa ‘Corazón silencioso’, en el cineforum que Derecho a Morir Dignamente (DMD) de Madrid organizó el pasado 10 de septiembre en los cines Golem de la ciudad. La película, estrenada el pasado 4 de septiembre en España, no fue solo aplaudida por sus cualidades estéticas. La decena de personas que intervino tras el visionado, ante una sala llena, también valoró el buen tratamiento de su tema central, la eutanasia, y de los valores y conflictos que la rodean.

El presidente federal de DMD, Luis Montes, puso en valor varias escenas que reflejan a la perfección la realidad y destacó los límites de la legalidad, las trabas y el hecho de que “la justicia no permita decidir”. Montes aseguró que películas como esta animan a DMD a seguir con su proyecto, “la lucha por cambiar el ordenamiento jurídico y que las personas podamos decidir”. También explicó cómo varias situaciones del filme le habían recordado el caso de la estadounidense Brittany Maynard. Californiana de 29 años, murió el año pasado en el estado de Oregón, donde la eutanasia sí es legal. Precisamente, la semana pasada, el Senado de California aprobó una ley para legalizarla.

“Es una película tan bella que hasta uno de los personajes dice que no le importaría morir así”, destacó una señora del público, que destacó ser socia de DMD. “Transmite algo muy importante, que es que el final puede ser una decisión consciente y además bella. El irse no tiene por qué ser tan duro, aunque cueste”, aplaudió.

Un momento del cineforum celebrado en los cines Golem de Madrid el pasado 10 de septiembre

“La vida no es de uno mismo”

Otra de las personas que intervino en el cineforum también valoró que la película sea “real como la vida, muy bella”. Sobre la historia que narra destacó que “hay que hacer hincapié en la necesidad de cambiar la legislación” y criticó el pensamiento de que “la vida no es de uno mismo y de que los demás tienen derecho a intervenir, cuestionando y pensando que todo el mundo sabe mejor que el que elige cuándo se debe ir”. Al contrario, reclamó que “hay que hacer pedagogía. La muerte no tiene por qué ser un sufrimiento ni un desgarro para quienes nos rodean”.

Otra de las participantes destacó cómo una situación así “altera todo el entorno afectivo de la persona”, una realidad que muestra la película. Por eso, reflexionó sobre la importancia de hablar con la familia sobre este tipo de decisiones. Luis Montes explicó que “una cosa es haberlo hablado y otra reunir a la familia y que llegue ya el día y la hora de la muerte. Crea un conflicto de dudas”.

Hubo opiniones para todos los gustos. “Me falta un discurso más expreso de la libertad de elegir. Habría que expresarla con un discurso claro, más alargado, más que en los gestos”, expresó una señora del público.

Fernando Marín, presidente de DMD Madrid y Luis Montes, presidente federal de DMD moderaron el debate

En este sentido, Fernando Marín, presidente de DMD Madrid, reivindicó que “es una película de emociones, más que de discurso. Una cosa es creer que la muerte digna es un derecho y la otra es elegir morir. Después de interiorizar el discurso, llega la decisión”. Marín también destacó que en DMD siempre se pregunta a la persona que muestra su voluntad de morir, también cuando llegan a informarse sobre el testamento vital, si tiene familia y si ha compartido su voluntad ellos. “Lo q más me ha gustado es la parte emocional, asumir la muerte de alguien que así lo ha decidido, aunque sepas que va a morir, que va a empeorar. No ver que la muerte está delante y que es lo que quiere la persona lleva a que muchas personas acaben muriendo en el hospital”, concluyó.

La falta de información, “el no saber cómo ayudar a esa persona que no quiere vivir más es tremendo”, destacó otra persona. La eutanasia para personas con enfermedad mental, los límites del testamento vital o la reciente modificación de la Ley de Autonomía del Paciente también fueron abordadas. El cineforum finalizó entre aplausos y con la solicitud expresa del público para que DMD siga organizando actos como estos.