COMUNICADOS

Madrid, a 10 de mayo de 2006

ANTE EL FALLECIMIENTO EN SU DOMICILIO DE JORGE LEÓN ESCUDERO.


La Asociación Derecho a Morir Dignamente de Madrid, ampliando el comunicado de prensa del día 8 de mayo de 2006 desea hacer las siguientes puntualizaciones:

  1. De acuerdo con la Ley General de Sanidad de 1986 y la Ley de Autonomía del Paciente de 2002 todo ciudadano tiene derecho a elegir entre las opciones terapéuticas y a negarse al tratamiento. La ventilación mecánica, como la alimentación artificial o cualquier otra medida de soporte vital exige del consentimiento del paciente y no se puede obligar a ninguna persona a prolongar su vida con medios artificiales en contra de su voluntad.

  2. La desconexión de un respirador a un paciente irreversible que manifiesta esa voluntad de forma reiterada, seria e inequívoca, en ese momento o previamente mediante el testamento vital, es una buena práctica médica desde hace años. Desconectar un respirador a petición del paciente no es una acción tipificada en el Código Penal porque la causa “necesaria y directa” del fallecimiento no es la suspensión del tratamiento, sino el proceso de enfermedad grave e irreversible (lesión medular). Lo contrario nos llevaría al absurdo de que un enfermo pueda elegir no ser ventilado mecánicamente, pero una vez intubado no tenga la opción de ser desconectado.

  3. Ante las continuas demandas de los medios, comunicamos que la asociación DMD tiene como norma no facilitar los datos de ningún enfermo ni hacer de intermediaria entre los socios y terceras personas.


    DESCARGA EL COMUNICADO